Contact Us

Newsroom

EspList

 

EPA fortalece estándar de smog y propuestos estándares a niveles más estrictos para proteger salud de todos los estadounidenses, especialmente los niños

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) ha propuesto los estándares de salud más estrictos hasta la fecha sobre el smog. El smog, también conocido como ozono a nivel terrestre, está vinculado con un número de serios problemas de salud, que varían desde la agravación del asma a un aumento de riesgo de muerte prematura en personas con enfermedades del corazón o los pulmones. El ozono también puede perjudicar a las personas saludables que trabajan y juegan al aire libre. La agencia está proponiendo reemplazar los estándares establecidos bajo la administración anterior, que muchos consideran no ofrecían suficientes protecciones para la salud humana.

“La EPA está moviéndose hacia delante para proteger a los estadounidenses de uno de los contaminantes más persistentes y abarcadores al cual nos enfrentamos. El smog en el aire que respiramos representa una muy seria amenaza a la salud, especialmente entre niños e individuos que padecen de asma y enfermedades pulmonares. Ensucia nuestro aire, anubla nuestras ciudades y propulsa los costos de nuestro cuidado de salud por todo el país”, declaró la administradora de EPA Lisa P. Jackson. “El utilizar la mejor ciencia para fortalecer estos estándares es una acción necesaria desde hace demasiado tiempo para ayudar a millones de estadounidenses a respirar mejor y vivir más saludablemente”.

La agencia está proponiendo establecer el estándar “primario” que protege la salud pública a un nivel entre 0.060 y 0.070 partes por millón (ppm) medido durante un plazo de ocho horas. Los niños están a mayor riesgo de los efectos del ozono debido a que sus pulmones todavía se están desarrollando y son más propensos a estar activos al aire libre. También son más propensos que los adultos a padecer asma. Los adultos con asma u otras enfermedades pulmonares y los ancianos también son más sensibles al ozono.

EPA también está proponiendo el establecer un estándar “secundario” para proteger el medioambiente especialmente a las plantas y árboles. Este estándar estacional está diseñado a proteger plantas y árboles de daños que ocurren a consecuencia de la exposición repetida al ozono, que pueden reducir el crecimiento de los árboles, perjudicar las hojas, y aumentar la susceptibilidad a enfermedades.

En septiembre de 2009, la administradora Jackson anunció que EPA reconsideraría los estándares de ozono existentes establecidos al 0.075 ppm en marzo de 2008. Como parte de esta reconsideración, EPA realizó una revisión de la ciencia que guió la decisión del 2008, incluyendo más de 1,700 estudios científicos y comentarios públicos sobre el proceso del proceso reglamentario del 2008. EPA también revisó los hallazgos del Comité Asesor Científico de Aire Limpio, que recomendó los estándares en la escala propuesta hoy.

Dependiendo del nivel del estándar final, la propuesta produciría beneficios a la salud entre $13 mil millones y $100 mil millones. Esta propuesta también reduciría las muertes prematuras, el asma agravada, los casos de bronquitis, las visitas a hospitales y salas de emergencia y los días en los cuales las personas se ausentan al trabajo o a la escuela por síntomas relacionados al ozono. Los costos estimados por implementar esta propuesta oscilan entre $19 mil millones y $90 mil millones de dólares.

El ozono a nivel terrestre se forma cuando emisiones de instalaciones industriales, plantas energéticas, rellenos sanitarios, y vehículos de motor reaccionan al sol.

EPA recibirá comentarios por un plazo de 60 días después que la propuesta regulación sea publicada en el Registro Federal. La agencia celebrará audiencias públicos sobre la propuesta el 2 de febrero del 2010 en Arlington, VA, y en Houston, TX, y el 4 de febrero en Sacramento, CA.

Más información: http://www.epa.gov/groundlevelozone


Fecha de publicación:01/07/2010 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico