Contact Us

Newsroom

EspList

 

EPA anuncia normas de contaminación atmosférica actualizadas y alcanzables para el petróleo y gas natural / La mitad de los pozos fracturados ya han desplegado tecnologías cónsonas con normativa final que reduce emisiones dañinas mientras se reducen costos de cumplimiento

WASHINGTON. En respuesta a la fecha límite impuesta por una orden judicial, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) ha finalizado las normas para reducir la contaminación atmosférica dañina asociada con la producción de petróleo y gas natural. Las normas actualizadas, requeridas por la Ley de Aire Limpio, fueron informadas tras recibir el importante insumo de una gama de partes interesadas inclusive del público, grupos de salud pública, los estados y de la industria. Como resultado, las normas finales reducen los costos de implementación mientras también aseguran que son alcanzables y que pueden ser cumplidas al depender en tecnologías demostradas y costo-efectivas, asimismo de los procesos que ya están en vigor en cerca de la mitad de los pozos de gas natural fracturados en los Estados Unidos. Estas tecnologías no tan solo reducirán el 95 por ciento de las emisiones dañinas de estos pozos que contribuyen al smog y conducen a impactos a la salud, sino también permitirán que las compañías recolecten gas natural adicional que puede ser vendido. El gas natural es un componente clave del futuro de la energía limpia de la nación y las normas publicadas hoy aseguran que continuaremos expandiendo la producción de estos importantes recursos nacionales internos mientras se reducen los impactos a la salud pública, y sobre todo se basa en los pasos que ya están siendo tomados por los líderes industriales.

“El presidente ha hecho claro que él quiere continuar expandiendo la producción de importantes recursos al interior del país como el gas natural y la norma de hoy apoya esta meta mientras asegurar que los combustibles sean producidos sin amenazar la salud del pueblo estadounidense”, declaró la administradora de EPA Lisa P. Jackson. “Al asegurar la captura de gases que previamente eran dispersados para contaminar nuestro aire y amenazaban nuestro clima, estas normas actualizadas no tan solo protegerán nuestra salud, sino también conducirán a un mayor producto para que los suministradores de combustible lleven al mercado. Son un importante paso hacia poder aprovechar futuros suministros energéticos sin exponer a las familias y niños estadounidenses a amenazas de salud peligrosas en el aire que respiran”.

Cuando se produce el gas natural, parte del gas puede escaparse del pozo y quizás no puede ser capturado por la compañía productora. Estos gases pueden contaminar el aire y, por consiguiente, amenazar la salud pública. De manera consistente con los estados que ya han puesto en vigor requisitos semejantes, las normas actualizadas de EPA publicadas hoy incluyen los primeros reglamentos de aire federales para los pozos de gas natural que han sido fracturados hidráulicamente y específicamente requieren a los operadores de los nuevos pozos fracturados de gas natural que usen tecnologías costo-efectivas y prácticas para recolectar el gas natural que podría escaparse del pozo, el cual será vendido subsiguientemente. El análisis de EPA de las normas finales demuestra que son altamente costo-efectivas, están basadas en tecnologías y prácticas ampliamente ya disponibles en aproximadamente la mitad de todos los pozos fracturados, y son consistentes con los pasos que la industria ya está tomando en muchos casos para recolectar gas natural adicional para la venta, compensando así el costo de cumplimiento. En conjunto, estas normas resultarán en $11 a $19 millones en ahorros para la industria casa año. Además de reducir la contaminación de la boca del pozo, los estándares finales de EPA también abordan las emisiones provenientes de los tanques de almacenamiento y otro equipo.

También, de conformidad con la orden ejecutiva emitida por el presidente la semana pasada sobre el desarrollo del gas natural, la norma publicada hoy recibió importante insumo interagencial y provee flexibilidades a la industria. Basada en nuevos datos provistos durante el periodo de comentarios públicos, la norma final establece un periodo de transición que asegurará que la tecnología para la reducción de emisiones esté ampliamente disponible. Durante la primera fase, hasta enero del 1015, los dueños y operadores deberán usar quemadores de campo para sus emisiones o usar tecnología para la reducción de emisiones llamadas “compleciones verdes”, tecnología que ya está ampliamente disponible en los pozos. En el 2015, todos los nuevos pozos fracturados tendrán el requisito de usar compleciones verdes. La norma final no requerirá nuevos permisos federales. No obstante, establece estándares claros y utiliza una mejor metodología para rendir informes que fortalecen la transparencia y la fiscalización, y asegura el cumplimiento, mientras establece un conjunto consistente de estándares nacionales para salvaguardar la salud humana y el medio ambiente.

Se estima que hay unos 13,000 pozos de gas natural nuevos y existentes que son fracturados o re-facturados cada año. A medida que esto pozos están siendo preparados para la producción, emiten compuestos orgánicos volátiles (VOCs, por sus siglas en inglés), los cuales contribuyen a la formación de smog, y tóxicos de aire incluyendo en benceno y hexano, y pueden ocasionar cáncer y otros efectos serios a la salud. Además, se espera que el reglamento produzca beneficios ambientales adicionales al reducir el metano, un componente primario del gas natural El metano, cuando es emitido directamente a la atmósfera, es un potente gas de efecto invernadero—más de 20 veces más potente que el dióxido de carbono.

Durante el periodo de casi 100 días de comentarios públicos, la agencia recibió más de 150,000 comentarios a las propuestas normas por parte del público, la industria, grupos ambientalistas y los estados. La agencia también sostuvo tres audiencias públicas. Los estándares actualizados fueron informados por el importante insumo recibido durante el periodo de comentarios públicos, para reducir el costo de implementación y asegurar un estándar alcanzable que se pueda lograr mediante el uso de tecnologías demostradas, costo-efectivas y procesos que ya están vigentes.

Más información (en inglés): http://www.epa.gov/airquality/oilandgas


Fecha de publicación:04/18/2012 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico