Contact Us

Newsroom

EspList

 

EPA propone primeros estándares nacionales para combatir contaminación de mercurio emitido por plantas energéticas / “Estándares de mercurio y tóxicos en el aire” representan una de las protecciones de salud pública más fuertes desde entrar en vigor la Ley de Aire Limpio; tendrán grandes implicaciones para comunidad latina

Extractos de audio de la Administradora Lisa P. Jackson grabados en español

WASHINGTON—En respuesta a la fecha límite impuesta por una orden judicial, hoy la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) propuso las primeras normas nacionales para el mercurio, arsénico y otros tóxicos emitidos al aire por plantas de energía. Los Nuevos Estándares de Mercurio y Tóxicos en el Aire para Plantas Energéticas--los cuales aclaran 20 años de incertidumbre para las industrias--requerirían en muchas plantas la instalación de tecnología accesible y probada para reducir la contaminación del mercurio, arsénica, cromo, níquel, y gases ácidos mientras a la vez prevendría la muerte de hasta 17,000 muertes prematuras y 11,000 ataques del corazón cada año.

Con casi 30 millones de latinos—que representan más del 70 por ciento de la población hispana en estados unidos—viviendo en lugares que no cumplen con los estándares de contaminación en el aire, estos estándares ofrecerán mayor protección a nuestras comunidades. Los niños hispanos se beneficiarán, ya que el 20 por ciento de los niños puertorriqueños y el 8 por ciento de los menores hispanos en general, sufren de asma en este país. Esta condición es provocada por el aire de calidad inferior.

Este reglamento también proporcionará empleo para miles de personas con el apoyo de 31,000 trabajos de construcción de corto-plazo y 9,000 trabajos de servicios públicos de electricidad a largo-plazo.

Esta declaración hoy día lleva 20 años bajo desarrollo y marca un hito en la larga lista de éxitos sin precedencia que la Ley de Aire Limpio ha logrado al asegurar que nuestros niños estén protegidos de los efectos dañinos de la contaminación de aire,“ dijo la administradora de EPA, Lisa P. Jackson. “Con la ayuda de tecnologías que ya existen, podremos tomar pasos razonables que dramáticamente aumentarán la protección de nuestros hijos y seres queridos y prevendrá muertes prematuras, ataques del corazón, y ataques de asma.”

Los contaminantes tóxicos como el mercurio de las plantas de energía que queman carbón y petróleo han mostrado causar problemas neurológicos, incluyendo capacidad intelectual disminuida en niños que han sido expuestos durante el embarazo y los primeros años de vida. Los estándares también abordan las emisiones de otros metales tóxicos vinculados al cáncer, tales como el arsénico, cromo, y níquel. El mercurio y muchos otros contaminantes tóxicos pueden también dañar el medio ambiente y contaminar nuestros lagos, ríos, y peces. Además, los recortes en este tipo de polución también reducen la contaminación de partículas finas, que causan muertes prematuras, enfermedades del corazón, días hábiles perdidos por enfermedad, y asma.

La Asociación Americana del Pulmón aplaude esta medida razonable para la salud pública. Cuando finalmente se establezca, esta regla de limpieza del aire que EPA está promoviendo hoy salvará vidas, protegerá la salud de millones de personas en EE.UU. y finalmente efectuará algo que ha demorado 20 años por cumplir. Esto tiene que desempeñarse,” dijo Charles D. Connor, presidente de la Asociación Americana del Pulmón.

Las plantas de energía son las mayores fuentes de varios tóxicos en el aire--responsables por la mitad del mercurio y más de la mitad de las emisiones de gases ácidos en este país. Sólo en el sector energético, las plantas de energía que queman carbón son responsables por el 99 por ciento de las emisiones de mercurio. Actualmente, más de la mitad de todas las centrales energéticas que queman carbón ya emplean tecnología existente que permite cumplir con estos estándares importantes. Una vez finalizado, estos estándares asegurarán que las demás plantas energéticas que queman carbón, aproximadamente el 44 por ciento, tomen pasos similares para reducir estos contaminantes peligrosos.

Los estándares actualizados proporcionarán por primera vez igualdad entres las centrales eléctricas por toda la nación, de manera que todas las plantas estén bajo las mismas normas y a la vez haya más certeza para las empresas. Este reglamento propuesto le permite hasta cuatro años para que las instalaciones cumplan con los estándares y una vez implementado, evitará que el 91 por ciento del mercurio en el carbón sea emitido al aire.

Hace más de 20 años, las enmiendas del año 1990 a la Ley de Aire Limpio obligaron a EPA imponer el control de emisiones tóxicas de aire, tal como el mercurio. Desde ese entonces, EPA ha tomado medidas para reducir las emisiones de mercurio de muchas grandes fuentes—sin embargo, en la actualidad aún no existe una norma nacional para emisiones de mercurio en las plantas energéticas. El anuncio de hoy se ha esperado durante mucho tiempo. Se ha pronunciado 11 años después de que EPA declarara que establecería dichos estándares para las plantas de energía y luego de una decisión judicial en febrero del 2008 que invalidó el reglamento de mercurio de la anterior administración. En octubre del 2009, EPA entró en un acuerdo de consentimiento que requirió que se firmara una propuesta antes del 16 de marzo del 2011, y que se finalizara un reglamento final antes de noviembre de 2011.

Los Estándares de Mercurio y Tóxicos en el Aire para Plantas Energéticas propuestos son consistentes con la Orden Ejecutiva del Presidente Obama sobre reforma regulatoria. Son basados en los datos más actualizados y le proveen a las industrias la mayor flexibilidad en implementación escalonada utilizando tecnología ya existente.

Los estándares propuestos también aseguran que los beneficios al público y a la economía sobre pasan los costos de implementación. EPA estima que por cada dólar que se gaste para reducir la contaminación de las centrales de energía, el público estadounidense y las empresas gozarán de $13 en beneficios a la salud y economía. Se estima que los beneficios totales de estos estándares en cuanto a salud y economía podrían ascender a $140 mil millones anualmente.

Además, conforme a la orden ejecutiva del presidente, el propuesto estándar valora el insumo de todos aquellos que puedan contribuir al estándar final. El periodo de comentario público será de 60 días a partir de ser publicado en el Registro Federal. Esto le permitirá que todas aquellas partes interesadas incluyendo el público, industria, y sectores de salud pública puedan ofrecer su insumo. Esto asegura que el estándar final disponga del máximo beneficio a la salud pública al menor costo posible.

Como parte del proceso de comentario público, EPA también llevará a cabo audiencias públicas sobre esta propuesta. Detalles adicionales acerca de estos eventos serán divulgados en un futuro.

Más información sobre la propuesta norma (en inglés): http://www.epa.gov/airquality/powerplanttoxics/

Visite nuestra página Web en español: http://www.epa.gov/espanol/

Para ver comunicados de prensa previos: http://www.epa.gov/espanol/centrodenoticias.htm

Fecha de publicación:03/16/2011 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico