Contact Us

Newsroom

EspList

 

Proponen estándares más estrictos para el smog

(Washington, DC—21 de junio de 2007) La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) está proponiendo fortalecer los estándares nacionales de calidad de aire para el ozono a nivel terrestre, revisando así los estándares por primera vez desde 1997. La propuesta está basada en la evidencia científica más reciente acerca de los efectos en la salud del ozono—el componente primordial en el smog.

“Avances en la ciencia están conduciendo hacia cielos más limpios y vidas más saludables’”, declaró el administrador de EPA Stephen L. Johnson. “La ciencia de Estados Unidos está progresando y nuestra calidad de aire está mejorando. Al fortalecer el estándar sobre el ozono, EPA está sosteniendo nuestro impulso hacia el aire limpio en dirección hacia el futuro”.

La propuesta recomienda un estándar para ozono dentro de una gama entre el 0.070 al 0.075 partes por millón (ppm). EPA también está recibiendo comentarios sobre estándares alternos dentro de una gama de 0.060 ppm hasta el nivel actual para el estándar de ozono durante un plazo de 8 horas, el cual es de 0.08 ppm.

El ozono puede perjudicar los pulmones de las personas y EPA está especialmente preocupada por los individuos con asma y otras enfermedades pulmonares, así como por aquellas personas que pasan mucho tiempo en el exterior, tales como los niños. La exposición al ozono puede agravar el asma, resultando en un aumento en el uso de medicamentos y visitas a las salas de emergencia y un aumento en la susceptibilidad a las infecciones respiratorias.

Estados Unidos ha realizado progreso significativo en la reducción del ozono a nivel terrestre en el último cuarto de siglo. Desde 1980, los niveles de ozono han mermado en un 21 por ciento a nivel nacional a medida que EPA, los gobiernos estatales, y locales han colaborado para continuar mejorando el aire de la nación.

El ozono a nivel terrestre no es emitido directamente al aire, pero se crea mediante una reacción de las emisiones de óxidos de nitrógeno y de compuestos orgánicos volátiles en la presencia de la luz solar. Las emisiones provenientes de instalaciones industriales, servicios eléctricos, el escape de los vehículos de motor, los vapores de la gasolina y los solventes químicos, son las principales fuentes elaboradas por el hombre de estos precursores de ozono.

EPA también está proponiendo la revisión de un estándar “secundario” al ozono para mejorar la protección de las plantas, los árboles y los cultivos durante la temporada de cultivación. El estándar secundario está basado en la evidencia científica que indica que la exposición aún a los niveles bajos de ozono puede dañar la vegetación. EPA está proponiendo dos alternativas para este estándar: un estándar que identificaría el estándar “primario” de proteger la salud pública; y un estándar acumulativo para proteger la vegetación durante la temporada de cultivo.

EPA está realizando los estimados de los beneficios a la salud de cumplir con una gama de estándares de ozono alternos basados en estudios científicos publicados y la opinión de expertos externos a la Agencia. Estos hallazgos serán detallados en un Análisis de Impacto Reglamentario que será publicado en las próximas semanas el cual incluirá tanto los costos estimados como los beneficios. EPA proyecta que los beneficios a la salud para el propuesto estándar serían entre los miles de millones de dólares. Sin embargo, EPA no toma en consideración los costos en el establecimiento de estándares de ozono.

La Agencia recibirá comentarios públicos por un plazo de 90 días después de la publicación de la propuesta en el Registro Federal y celebrará cuatro audiencias públicas. Las audiencias públicas se efectuarán en Los Ángeles y Filadelfia el 30 de agosto y en Chicago y Houston el 5 de septiembre.

Aprenda más acerca de la propuesta de EPA para fortalecer los estándares de ozono al nivel terrestre:
http://epa.gov/groundlevelozone/

Fecha de publicación:06/21/2007 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico