Contact Us

Newsroom

En Español

 

El Inventario de Emisiones Tóxicas del 2012 de la EPA indica que los contaminantes de aire continúan bajando

WASHINGTON – El total de las emisiones de sustancias tóxicas disminuyó por 12 por ciento del 2011-2012, según el informe anual del Inventario de Emisiones Tóxicas de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) publicado hoy. La disminución incluye una reducción de ocho por ciento en el total de emisiones atmosféricas tóxicas, debido primordialmente a reducciones en las emisiones de contaminantes peligrosos de aire (HAP, por sus siglas en inglés).

“La gente merece saber cuáles son las sustancias químicas tóxicas que están siendo usadas y descargadas en nuestros alrededores, y qué están haciendo las compañías para prevenir la contaminación”, declaró la administradora de la EPA, Gina McCarthy. “Al hacer esta información fácilmente accesible mediante herramientas cibernéticas, mapas e informes, el TRI está ayudando a proteger nuestra salud y el medio ambiente”.

Los datos del 2012 demuestran la disposición o descarga de 3.63 mil millones de toneladas de sustancias tóxicas al medio ambiente a través del aire, agua, y suelo. También hubo un declive en las emisiones de HAPs como ácido hidroclórico y mercurio, que continúa una tendencia a largo plazo. Entre el 2011 y el 2012, las emisiones tóxicas a las aguas superficiales disminuyó un tres por ciento y las emisiones tóxicas al suelo disminuyeron en un 15 por ciento.

Este es el primer año en el que el TRI recopiló datos sobre el sulfuro de hidrógeno. Mientras se añadió a la lista de sustancias químicas tóxicas para reportar a la lista del TRI en una normativa del 1993, la EPA emitió una suspensión administrativa en el 1994 que difirió los informes mientras la agencia finalizaba una evaluación más extensa de dicha sustancia química. La EPA levantó la suspensión en el 2011. En el 2012, 25.8 millones de libras de sulfuro de hidrógeno fueron reportados al TRI, mayormente como emisiones al aire de instalaciones de papel, petróleo y la manufactura de sustancias químicas.

Otra nueva adición al informe del TRI es un requisito para que cada instalación en los terrenos indígenas tenga que someter informes del TRI a la EPA y a la tribu adecuada, y no al estado donde la instalación está geográficamente ubicada. La EPA finalizó este requisito en una norma del 2012 diseñada para aumentar la participación tribal en el programa del TRI.

Este año, el informe del análisis nacional del TRI incluye nuevos análisis y mapas interactivos para cada región metropolitana y micropolitana, nueva información acerca de los esfuerzos industriales para reducir la contaminación mediante la química ecológica y otras prácticas de prevención de contaminación, y una nueva característica sobre el uso de sustancias químicas en productos de consumo.
El informe anual del TRI provee información esencial al público sobre sus comunidades. El programa TRI recopila datos sobre ciertas emisiones de sustancias químicas tóxicas al aire, agua y suelo, así como información sobre las actividades de gestión de desperdicios y prevención de contaminación de comunidades en todo el país. Los datos son sometidos anualmente a la EPA, a los estados, y a las tribus por las instalaciones en sectores industriales como la manufactura, minería de metales, servicios generación de energía eléctrica, y desperdicios peligrosos comerciales. Muchas de las emisiones de instalaciones que están sujetas a los informes del TRI están reguladas bajo requisitos de otros programas de la EPA diseñados a limitar los daños a la salud humana y el medio ambiente.

También está disponible la herramienta de búsqueda ampliada del TRI para la Prevención de la Contaminación (P2, por sus siglas en inglés) que ahora le permite a los usuarios comparar gráficamente a instalaciones dentro de la misma industria usando una variedad de medidas medioambientales. Bajo la Ley de Planificación de Emergencias y el Derecho a Saber de la Comunidad (EPCRA, por sus siglas en inglés) las instalaciones tienen que reportar sus emisiones de sustancias químicas tóxicas a la EPA para el 1ero de julio de cada año. La Ley de Prevención de Contaminación de 1990 también requiere que las instalaciones rindan información sobre las actividades de gestión de desperdicios relacionados a las sustancias químicas TRI.

Para más información sobre el análisis del TRI 2013, incluyendo en áreas metropolitanas y micropolitanas: www.epa.gov/tri/nationalanalysis.

Para más información sobre los esfuerzos de las instalaciones por reducir sus emisiones de sustancias químicas tóxicas, incluyendo el nuevo informe de comparación de instalaciones P2: www.epa.gov/tri/p2.

Fecha de publicación:02/04/2014 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico