Contact Us

Newsroom

En Español

 

EPA emite primeras normas nacionales para la contaminación de mercurio de plantas eléctricas / “Estándares históricos de Mercurio y Tóxicos de Aire” cumplen el requisito impuesto hace 20 años para reducir las peligrosas emisiones de las chimeneas

WASHINGTON – La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) publicó los Estándares de Mercurio y Tóxicos de Aire, las primeras normas nacionales para proteger las familias estadounidenses de la contaminación del mercurio y tóxicos de aire como el arsénico, gas ácido, níquel, selenio, y cianuro. Los estándares recortarán las emisiones de estos contaminantes peligrosos mediante controles de contaminación comprobados y ampliamente disponibles que ya están siendo utilizados en más de la mitad de las plantas eléctricas a base de carbón de la nación.

EPA estima que las nuevas medidas de seguridad prevendrán hasta 11,000 muertes prematuras y 4,700 ataques al corazón cada año. Los estándares también ayudarán a los niños a crecer de manera más saludable, previniendo 130,000 casos de síntomas de asma infantil y unos 6,300 casos menos de bronquitis aguda en los niños cada año.

“Al reducir las emisiones que están vinculadas a los trastornos de desarrollo y enfermedades respiratorias como el asma, estos estándares representan una victoria importante para el aire limpio y la salud pública y especialmente para la salud de nuestros niños. Con estos estándares que han tardado dos décadas por desarrollarse, EPA culminará el año alcanzando un progreso increíble en el área del aire limpio en Estados Unidos con otra acción que beneficiará al pueblo estadounidense por años venideros”, declaró la administradora de EPA Lisa P. Jackson. Los Estándares de Mercurio y Tóxicos de Aire protegerán a millones de familias y niños de la contaminación de aire dañina y costosa, brindarán al público estadounidense beneficios a la salud que sobrepasan ampliamente los costos de cumplimiento”.

“Como la contaminación del aire tóxico proveniente de plantas energéticas puede enfermar a las personas y acortar sus vidas, los nuevos Estándares de Mercurio y Tóxicos de Aire son una enorme victoria para la salud pública”, declaró Albert A. Rizzo, MD, el presidente voluntario nacional de la Asociación Americana del Pulmón, y especialista en medicina pulmonar y cuidado crítico en Newark, Delaware. “La Asociación del Pulmón espera que todas las plantas de petróleo y de carbón actúen ahora para proteger a todos los estadounidenses, especialmente nuestros niños de los riesgos a la salud impuestos por estos peligrosos contaminantes de aire”.

Hace más de 20 años atrás, un Congreso bipartidista aprobó las Enmiendas a la Ley de Aire Limpio de 1990 y exigió que EPA requiriera las medidas de control para contaminantes tóxicos del aire incluyendo el mercurio. Para cumplir con este requisito, EPA trabajó extensamente con partes interesadas, incluyendo la industria, para minimizar el costo, maximizar las flexibilidades en estos estándares finales. Hay más de 900,000 comentarios públicos que ayudaron a informar los estándares finales que están siendo anunciados hoy. Parte de esta insumo alentó a EPA a asegurar que las normas se enfocaran en la tecnología de control de contaminación ampliamente disponible y extendida que es manufacturada no tan sólo por compañías en
Estados Unidos, sino que también apoyará empleos a corto y a largo plazo. EPA estima que la manufactura, ingeniería, instalación y el mantenimiento de los controles de contaminación para cumplir con estos estándares brindarán empleos a miles y potencialmente podrían incluir 46,000 empleos de construcción a corto plazo y 8,000 empleos a largo plazo en el sector de servicios públicos.

Las plantas energéticas son la fuente restante más grande de varios contaminantes tóxicos de aire incluyendo el mercurio, arsénico, cianuro y una gama de otros contaminantes peligrosos los cuales son responsables de la mitad del mercurio y sobre el 75 por ciento de las emisiones de gas ácido en Estados Unidos. Hoy, más de la mitad de todas las centrales eléctricas a base de carbón ya han desplegado tecnologías para el control de contaminación que les ayudarán a cumplir con estas normas alcanzables. Una vez sean finales, estos estándares nivelarán el campo de juego para asegurar que el resto de las plantas, más del 40 por ciento de todas las plantas energéticas a base de carbón tomen pasos similares para reducir estos contaminantes peligros.

Como parte del compromiso por maximizar los elementos de flexibilidad provistos por la ley, los estándares estarán acompañados por un Memorándum Presidencial que dirige a EPA a utilizar herramientas provistas en la Ley de Aire Limpio para implementar los Estándares de Mercurio y Tóxicos de Aire de una manera costo-efectiva que garantiza la fiabilidad eléctrica. Por ejemplo, bajo estas normas, EPA no tan sólo ofrecerá tres años para su cumplimiento, sino también instará a las autoridades que conceden los permisos a hacer disponible ampliamente un cuarto año para las instalaciones de tecnología y hasta más tiempo si es necesario, ofreciendo así un camino bien definido para abordar cualquier problema de fiabilidad localizada que pueda surgir.

El mercurio ha demostrado ser dañino a los sistemas nerviosos de niños en el vientre materno capaz de perjudicar su raciocinio, su capacidad de aprendizaje y desarrollo temprano. Otros contaminantes tóxicos que se reducirán con estas normas pueden ocasionar cáncer, muertes prematuras, enfermedades cardíacas y asma.

Los Estándares de Mercurio y Tóxicos de Aire son conformes a la Orden Ejecutiva del Presidente Obama sobre la reforma reglamentaria. Están basados en los últimos datos y ofrecen a la industria flexibilidad significativa en la implementación mediante un enfoque escalonado y el uso de tecnologías ya existentes.

Los estándares también aseguran que los beneficios a la salud pública y economía aventajan grandemente los costos de implementación. EPA estima que por cada dólar desembolsado para reducir la contaminación de las centrales eléctricas, el público estadounidense y negocios estadounidenses verán hasta $9 de beneficios a la salud y a la economía. El total de beneficios de salud y económicos del estándar se estiman que podrían ser hasta unos $90 mil millones anualmente.

Los Estándares de Mercurio y Tóxicos de Aire y la Regla final de Contaminación de Aire entre Estados que fue emitidas con antelación este año, son los pasos más significativos para limpiar la contaminación de las chimeneas de las plantas energéticas desde el Programa de Lluvia Ácida de los años 1990.

Combinadas, se estima que estas dos reglas prevendrán hasta 46,000 muertes prematuras, 540,000 ataques de asma entre niños, 24,500 visitas a salas de emergencia y admisiones al hospital. Los dos programas son una inversión en la salud pública que ofrecerá un total de hasta $380 mil millones de beneficios de provecho a las familias de Estados Unidos en forma de vidas más largas y saludables y costos reducidos de cuidado de salud.

Para más información (en inglés): http://www.epa.gov/mats

Fecha de publicación:12/21/2011 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico