Contact Us

Newsroom

En Español

 

Administradora de EPA Jackson delinea nueva visión para agua potable limpia y sana

WASHINGTON – En un discurso hoy ante la conferencia anual de la Asociación de Agencias Metropolitanas de Agua (AMWA, por sus siglas en inglés) en Washington, la administradora de la Agencia de Protección Ambiental de Agua (EPA, por sus siglas en inglés) anunció que la Agencia está desarrollando un nuevo conjunto amplio de estrategias para fortalecer la protección de salud pública de contaminantes de agua potable. La meta consiste en encontrar soluciones que cumplan con las necesidades de salud y económicas de comunidades a través del país de manera más eficaz que el enfoque actual. EPA también está anunciando una decisión para revisar los estándares de agua potable para cuatro contaminantes que ocasionan cáncer.

“”Para confrontar los retos a la salud que están surgiendo, los presupuestos restringidos y las necesidades en aumento-- los retos de hoy y del mañana para el agua potable—tenemos que usar la ley de manera más eficaz y promover nuevas tecnologías”, declaró la administradora de EPA Jackson. “Esto significa el fomentar la innovación que aumente la protección de manera costo-efectiva. Esto significa el encontrar soluciones ganadoras para nuestra salud, nuestro medio ambiente, y nuestra economía. Y esto significa una amplia colaboración. Para hacer que nuestros sistemas de agua potable trabajen de manera más fuerte, tenemos que trabajar de manera más inteligente”.

La nueva visión significa el enfocar el proceso de toma de decisiones y expandir la protección bajo la ley existente y promover nuevas tecnologías costo-eficaces para cumplir con las necesidades de comunidades rurales, urbanas y otras cuya agua está amenazada. Específicamente, este cambio en la estrategia de agua potable está organizadi en cuatro principios claves:

    · El abordar los contaminantes como un grupo en lugar de individualmente para que la mejora en la protección del agua potable se logre de manera costo-efectiva.
    · El fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías de agua potable para abordar riesgos a la salud presentados por una amplia gama de contaminantes.
    · El utilizar la autoridad de múltiples estatutos para ayudar a proteger el agua potable.
    · El trabajar en asociación con los estados para compartir unos datos más completos para el monitoreo de sistemas de agua potable.

El enfoque actual de EPA para la protección de agua potable está enfocado en una evaluación detallada de cada uno de los contaminantes individuales de preocupación y puede tomar muchos años. Este enfoque no tan sólo resulta en un progreso lento en abordar los contaminantes que no están regulados, pero también falla en tomar ventaja de estrategias para mejorar la protección a la salud de manera costo-efectiva, incluyendo las tecnologías de tratamiento avanzadas que abordan varios contaminantes a la vez. Esta visión delineada busca utilizar las autoridades existentes para lograr una mayor protección de manera rápida y costo-efectiva.

Normas más estrictas apropiadas para cuatro contaminantes

Mientras se explora este cambio en estrategia, EPA continúa buscando oportunidades para aumentar la protección usando enfoques tradicionales. En la revisión recientemente finalizada sobre los estándares de agua potables existentes, EPA determinó que los avances científicos permiten regulaciones más estrictas para los compuestos carcinogénicos tetracloroetileno, tricloroetileno, acrilamida, y epiclorohidrina. Tetracloroetileno y tricloroetileno son usados en el procesamiento industrial y o de textiles y puede encontrarse en el agua potable proveniente de fuentes contaminadas de aguas subterráneas o superficiales. Acrilamida y epiclorohidrina son impurezas que son introducidas en el agua potable durante el proceso de tratamiento de agua. Durante el próximo año, EPA iniciará esfuerzos reglamentarios para revisar las normas para tetracloroetileno y tricloroetileno usando el marco de la estrategia. La revisión de las normas para epiclorohidrina y acrilamida se efectuarán más adelante. Mientras EPA mira hacia su nuevo enfoque para abordar grupos, la agencia considerará si las revisiones a estos estándares se acoplan a ese enfoque.

Acciones regulatorias continuas

Existen esfuerzos continuos sobre 14 otros estándares de agua potable. Por ejemplo, EPA está considerando mayores revisiones a la regulación sobre plomo y cobre a fin de mejor abordar los riesgos a los niños. EPA también ha emprendido evaluaciones continuas de riesgo a la salud o recopilación de información referente al cromo, fluoruro, arsénico y atrazina. EPA continúa considerando si se regulará el perclorato. Cuando se completen estos esfuerzos, si acción adicional es requerida, EPA seguirá hacia delante para abordar cualquier riesgo de manera expedita.

EPA considera que es crítico para mejorar la protección del agua potable el abordar el creciente número de contaminantes. Al luchar a favor de estos conjuntos de metas delineados con anterioridad, EPA busca brindar una protección más robusta a la salud pública de una manera abierta y transparente, para identificar las tecnologías de tratamiento efectivas tanto en materia de costo como en energía, y colaborar más ampliamente con los estados, la industria de agua potable, los profesionales de salud pública, los desarrolladores de tecnología y los manufactureros y el público para abordar este reto.

Para más información sobre la estrategia:
http://www.epa.gov/safewater/sdwa/dwstrategy.html

Más información sobre la revisión de seis años: http://www.epa.gov/safewater/review.html

Fecha de publicación:03/22/2010 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico