Contact Us

Newsroom

En Español

 

La EPA y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. clarifican protección de los arroyos y humedales de la nación: Se amplían exenciones y exclusiones agrícolas de la Ley de Agua Limpia mediante la propuesta

WASHINGTON—La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. (Cuerpo del Ejército) publicaron conjuntamente hoy una propuesta normativa bajo la Ley de Agua Limpia para arroyos y humedales que forma el fundamento de los recursos hídricos nacionales. La propuesta norma beneficiará negocios al aumentar la eficiencia en determinar la cobertura de la Ley de Agua Limpia. Las agencias han lanzado un esfuerzo robusto de alcance público por los próximos 90 días celebrando discusiones en todo el país y recopilarán el insumo necesario para formular la norma final.

El determinar la protección de la Ley de Agua Limpia para arroyos y humedales se ha convertido en un proceso confuso y complejo a raíz de las decisiones del Tribunal Supremo del 2001 y el 2006. Por casi una década, miembros del Congreso, funcionarios estatales y locales, la industria, la agricultura, grupos ambientales y el público han solicitado una normativa que provea mayor claridad.

La propuesta regla clarifica la protección de los arroyos y humedales. Las propuestas definiciones de las aguas se aplicarán a los programas de la Ley de Agua Limpia. No protege ningún tipo de aguas nuevas que no hayan sido cubiertos históricamente por la Ley de Agua Limpia y es consistente con la lectura más estrecha del Tribunal Supremo sobre la jurisdicción.

“Estamos clarificando la protección de las aguas río arriba que son absolutamente vitales para las comunidades que residen río abajo”, declaró la administradora de la EPA Gina McCarthy. “El agua limpia es esencial para cada uno de las personas en este país, desde las familias que dependen de lugares seguros para nadar, y pescado sano para comer, hasta agricultores que necesitan fuentes abundantes de agua para cultivar las cosechas, los cazadores y pescadores dependen de aguas saludables para el recreo y su labor, y los negocios necesitan un suministro continuo de agua para sus operaciones”.

“Las aguas y humedales de Estados Unidos son recursos valiosos que tenemos que proteger hoy para generaciones futuras”, declaró el secretario adjunto del Ejército (Obras Civiles) Jo-Ellen Darcy. “La normativa de hoy protegerá mejor nuestros recursos acuáticos al fortalecer la consistencia, previsibilidad, y transparencia de nuestras determinaciones jurisdiccionales. Las clarificaciones de la normativa resultarán en un mejor servicio público a nivel nacional”.

La salud de los ríos, lagos, bahías, y aguas costeras dependerá de los arroyos y humedales donde comienzan. Los arroyos y humedales proveen muchos beneficios para las comunidades—atrapan crecidas e inundaciones, recargan los suministros de aguas subterráneas, remueven la contaminación, y proveen hábitat para peces y vida silvestre. También son propulsores económicos por el papel que desempeñan en la pesca, la caza, la agricultura, la recreación, la energía y la manufactura.

Cerca del 60 por ciento de las millas de arroyos en los Estados Unidos solo fluyen estacionalmente o después de lluvias, pero tienen un impacto considerable en las aguas río abajo. Y aproximadamente 117 millones de personas—una de cada tres personas en Estados Unidos—obtienen el agua potable de sistemas públicos que dependen en parte de estos arroyos. Estas son importantes vías acuáticas por lo cual la EPA y el Cuerpo del Ingenieros del Ejército están clarificando las protecciones.

Específicamente, la normativa propuesta clarifica que bajo la ley de Agua Limpia y basada en la ciencia:


    · La mayoría de los arroyos estacionales y aquellos que dependen de las lluvias están protegidos.

    · Los humedales cerca de los ríos y arroyos están protegidos.

    · Otros tipos de aguas podrían tener conexiones inciertas con el agua río abajo y la protección será evaluada mediante un análisis específico al caso para determinar si la conexión es o no es significativa. Sin embargo, para proveer mayor certidumbre, la propuesta solicita comentarios sobre las opciones que protegen aguas situadas de manera similar en ciertas áreas geográficas o añadirán categorías de aguas protegidas sin el análisis a casos específicos.


La propuesta normativa preserva las exenciones y exclusiones de la Ley de Agua Limpia para la agricultura. Además, la EPA y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército han coordinado con el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés) para desarrollar una norma interpretativa para asegurar que 56 prácticas específicas de conservación que protegen o mejoran la calidad del agua no estarán sujetas a la Sección 404 de dragado ni tendrán que llenar los requisitos de permisos. Las agencias colaborarán para implementar estas nuevas exenciones y las revisarán periódicamente, y actualizarán los estándares de prácticas de conservación del Servicio de Conservación de Recursos Naturales del USDA y actividades que cualificarían bajo la exención. Cualquier actividad agrícola que no resulte en la descarga de un contaminante a las aguas de los Estados Unidos no requerirá un permiso.

Esta propuesta normativa también ayuda a los estados y tribus—conforme a un estudio por el Instituto de Derecho Ambiental, 36 estados tiene limitaciones legales en su habilidad de proteger plenamente las aguas que no están cubiertas por la Ley de Agua Limpia.

La propuesta norma está apoyada por la ciencia más reciente revisada por pares, incluyendo un borrador de evaluación científica de la EPA que presenta una revisión y síntesis de más de 1,000 artículos de literatura científica. La normativa no será finalizada hasta que esta evaluación científica sea completada.

Hace cuarenta años, dos terceras partes de los lagos, ríos y aguas costeras de los Estados Unidos eran malsanos para la pesca y la salud. Debido a la Ley de Agua Limpia, el número se ha reducido casi a la mitad. Sin embargo, una tercera parte de las aguas de la nación todavía no cumplen con los estándares.

La propuesta normativa estará abierta para el comentario público por 90 días desde su publicación en el Registro Federal. La norma interpretativa de las actividades agrícolas será efectiva inmediatamente.

Más información (en inglés): www.epa.gov/uswaters

Vea video general de la administradora McCarthy:
http://youtu.be/ow-n8zZuDYc


Vea la explicación del subjefe del gabinete Arvin Ganesan:
http://youtu.be/fOUESH_JmA0

Fecha de publicación:03/25/2014 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico