Contact Us

Newsroom

Comunicados en Español

 

La EPA establece normas para combustibles y autos más limpios, recorta contaminación atmosférica, y provee beneficios de salud a miles

WASHINGTON—Basado en conversaciones extensas con el público y una amplia gama de partes interesadas, incluyendo grupos de salud pública, fabricantes de automóviles, refinadores y estados, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) finalizó hoy las normas de emisiones de autos y gasolina que reducirán significativamente la contaminación dañina y prevendrán miles de muertes y enfermedades prematuras, mientras también facilitarán las mejoras de eficiencia en los automóviles y camiones que conducimos. Estos estándares de combustible y autos más limpios son un componente importante del programa nacional de la administración para autos y camiones, que también incluyen estándares históricos para la eficiencia de combustible que han estado ahorrando dinero a los dueños de nuevos vehículos cuando van a la gasolinera. Una vez que hayan entrado plenamente en vigor, los estándares ayudarán a evitar hasta 2,000 muertes prematuras cada año y 50,000 casos de padecimientos respiratorios en niños.

“Estos estándares son beneficiosos para la salud pública, para nuestro medio ambiente y para nuestros bolsillos”, declaró la administradora de la EPA, Gina McCarthy. “Al trabajar con la industria automotriz, grupos de salud y otras partes interesadas, continuamos adelantando los esfuerzos más amplios de la administración Obama sobre los combustibles y vehículos más limpios que reducen la contaminación de aire, limpian el aire que respiramos, y ahorran dinero a las familias en la gasolinera”.

Los estándares finales recortarán el hollín dañino de manera rápida y eficaz, así como el smog y las emisiones tóxicas de los autos y camiones. Las acciones de la administración Obama mejorarán la economía de combustible y reducirán los gases de efecto invernadero de estos mismos vehículos y, a su vez, resultarán en ahorros promedios de combustible de más de $8,000 para el 2025 a lo largo de la vida útil del vehículo. Se proyecta que los estándares de eficiencia de combustible y gases de efecto invernadero que abarcan los vehículos del ano del 2012-2025 ahorrarán más de 1.7 millón de millones de dólares en costos de combustible.

Continuando un enfoque comprobado que aborda los vehículos y combustibles como un sistema integrado, la acción de hoy permitirá reducciones sustanciales de contaminación a bajo costo. Los estándares recortarán las emisiones de una gama de contaminantes dañinos que pueden ocasionar muertes prematuras y enfermedades respiratorias. Dichos estándares reducirán los compuestos volátiles orgánicos que forman smog y óxidos de nitrógeno por 80 por ciento, estableciendo un estándar 70 por ciento más estricto para partículas de materias y eliminarán virtualmente las emisiones de vapores de combustible. Estos estándares también reducirán las emisiones de contaminantes tóxicos de aire, tales como el benceno por hasta 30 por ciento.
Los estándares finales de combustible reducirán los niveles de azufre en la gasolina por más de 60 por ciento de 30 a 10 partes por millón (ppm) en el 2017. La reducción de azufre en la gasolina permite las tecnologías de control de emisiones de vehículos tener un rendimiento más eficiente. La nueva gasolina baja en azufre proveerá beneficios significativos e inmediatos a la salud porque cada vehículo a base de gasolina que circula por la carretera antes de estos estándares ahora lo hará de manera más limpia, recortando las emisiones de NOx que forman smog por más de 260,000 toneladas en el 2018.

Los estándares del Nivel 3 recortarán la contaminación del tubo de escape de los vehículos donde la gente vive y respira—reduciendo las emisiones dañinas a lo largo de calles y carreteras que atraviesan nuestros vecindarios y cerca de las escuelas de nuestros niños. Para el 2018, la EPA estima que el programa de combustibles prevendrá anualmente entre 225 a 610 muertes prematuras, reduciendo significativamente las concentraciones ambiente de ozono y reducirá las emisiones de óxidos de nitrógeno por unas 260,000 toneladas. Eso representa acerca del 10 por ciento de los vehículos que circulan por las carreteras en el cual esas reducciones alcanzarán 25 por ciento (330,000) toneladas para el 2030.

Para el 2030, la EPA estima que se prevendrán unas 2000 muertes prematuras, 50,000 casos de padecimientos respiratorios en niños. 2,200 admisiones al hospital y visitas a las salas de emergencia relacionados al asma, y 1.4 millones de ausencias escolares y días laborables perdidos y días donde las actividades se restringieron debido a la contaminación de aire. El total de los beneficios a la salud en el 2030 será entre $6.7 y $19 mil millones anualmente. El programa reducirá la exposición a la contaminación cerca de las carreteras. Más de 50 millones de personas viven, trabajan o van a la escuela en lugares de proximidad cercana a carreteras de alta circulación y la persona promedio en EE.UU. pasa más de una hora viajando por las carreteras cada día.

Se espera que los estándares finales proveerán hasta 13 dólares en beneficios a la salud por cada dólar gastado para cumplir con las normas, más de lo que se estimaba con las propuesta. Los estándares de azufre costarán menos que un centavo por cada galón de gasolina, como promedio, una vez que los estándares entren plenamente en vigor. Los estándares para vehículos tendrán un costo promedio de $72 por vehículo en el 2025. Los estándares apoyan los esfuerzos de los estados en reducir los niveles nocivos de smog y el hollín y ayudan su habilidad de alcanzar y mantener los estándares nacionales de calidad de aire ambiente basados en la ciencia para proteger la salud pública, los cuales también proveerán flexibilidades para los pequeños negocios, incluyendo las disposiciones de dificultad y el plazo de ejecución adicional para el cumplimiento.

La EPA realizó esfuerzos extensos de alcance público con partes interesadas claves a lo largo del proceso de desarrollar la regulación. Celebró dos audiencias públicas en Filadelfia y Chicago y recibió más de 200,000 comentarios públicos. Los estándares finales están basados en las aportaciones de una amplia gama de grupos incluyendo gobiernos estatales y locales, manufactureros de automóviles suplidores de controles de emisiones, refinadores, distribuidores de combustibles, y otros en la industria petrolera, proveedores, organizaciones de salud y ambientales, grupos de consumidores, grupos laborables y ciudadanos privados.

Los estándares finales trabajaran con el programa de autos y combustibles limpios de California para crear un programa nacional armonizado de emisiones de vehículos que permitirá a los fabricantes vender los mismos vehículos en los 50 estados. Los estándares están diseñados para ser implementados durante el mismo plazo de tiempo como la próxima fase del programa nacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los autos y camiones livianos comenzando con los vehículo del año modelo 2016. Juntos, los estándares federales y los de California maximizan las reducciones en GEI, los contaminantes de aire y tóxicos de aire de los autos y camiones livianos, mientras beneficiarán a los fabricantes de autos al proveer la certeza regulatoria, y la simplificación en el proceso de cumplimiento, y también beneficiarán a los consumidores mediante la reducción en los costos.

Para cumplir con los estándares de gasolina más limpios necesarios para reducir las emisiones de tubos de escape y proteger la salud pública, la agencia ha incorporado flexibilidad y tiempo adecuado para su cumplimiento. Para esas refinerías para las cuales sea necesario, el programa proveerá hasta seis años para cumplir los estándares. Para proveer una transición sin tropiezos para las refinerías que producen gasolina más limpia, el programa ha sido estructurado en una manera que permite a la industria planificar cualquier inversión adicional necesaria. Además, la agencia ofrecerá consideraciones especiales a las refinerías pequeñas, mientras ofrece disposiciones para ayuda de cumplimiento en caso de dificultades extremas o circunstancias imprevistas.

Para información: http://www.epa.gov/otaq/tier3.htm


Fecha de publicación:03/03/2014 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico