Contact Us

Newsroom

Comunicados en Español

 

EPA dice que más vertederos deben ser tratados

(San Juan, P.R.) Continuando con sus vigilantes esfuerzos de proteger al pueblo y al medio ambiente de Puerto Rico, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) habrá de ordenar a tres municipios que cierren sus operaciones en tres vertederos por su mal funcionamiento, el Administrador Regional, Alan J. Steinberg, anunció hoy (martes). Las inspecciones de la EPA han revelado que los vertederos de Toa Baja, Aguadilla y Santa Isabel no tienen las protecciones requeridas y deben ser cerradas para reducir al mínimo los riesgos que pueden presentar a las comunidades vecinas. Anteriormente este año, la EPA notificó a los municipios de Vega Baja y La Florida que deben cesar operaciones en sus vertederos.

"Es mi intención trabajar de mano en mano con los municipios y igualmente con el Gobierno de Puerto Rico para encontrar una solución al problema extenso de los vertederos," dijo el Sr. Steinberg. "Sin embargo, estos vertederos están exudando contaminantes al suelo y al agua subterránea y muchos de ellos están situados en áreas ambientalmente sensibles en la región de Karso. Aunque es primordialmente la responsabilidad del Gobierno de Puerto Rico el manejar el programa de desperdicios sólidos, la EPA pensó que era menester intervenir y tomar la iniciativa.”

EPA continuará trabajando de cerca con el Gobierno de Puerto Rico en su plan de trabajo actual sobre los esfuerzos relacionados con el manejo y financiamiento de desperdicios sólidos diseñados para aumentar el reciclaje, la construcción de infraestructura para los desperdicios sólidos necesaria y la eliminación de lugares de descargas abiertas.

EPA dijo hoy que como parte de sus planes habrá de exigirle a los municipios de Toa Baja, Aguadilla y Santa Isabel que tomen medidas para cerrar las operaciones actuales en sus vertederos. Los vertederos son considerados lugares de descargas abiertas. Algunos de los vertederos no tienen cubiertas protectoras bajo aquellas porciones que se han ampliado desde 1993, áreas en que las cuales las cubiertas fueron requeridas. Además, los municipios están fallando en no recoger y tratar correctamente la filtración líquida por debajo de los vertederos, llamados lixiviado. Tampoco están controlando correctamente el agua de escorrentía; ni supervisar el agua subterránea debajo de los vertederos. En algunos casos, los vertederos no están cubiertos correctamente con relleno limpio de día a día y, por ende, no han podido manejar correctamente los gases de metano producidos durante la descomposición de materiales en los vertederos. En algunos casos, estos vertederos están situados en el área del Karso donde agentes contaminadores pueden fluir directamente en el agua subterránea.

En mayo de este año, la EPA anunció que las células de desperdicios operando actualmente en los vertederos de Vega Baja y La Florida necesitan ser cerradas para proteger la salud pública. La Agencia actualmente ha entablado un dialogo con esos municipios para examinar los detalles de cómo y de cuándo las células serán cerradas.

Fecha de publicación:08/15/2006 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico