Contact Us

Newsroom

Comunicados en Español

 

¿Acaso su factura de energía es espantosa?

(Washington, DC--27 de octubre de 2008) Durante esta fiesta de las brujas, Halloween, cuidado con los vampiros de energía al asecho. Estos son efectos electrónicos y adaptadores que consumen energía aún cuando no están en funcionamiento. Los adaptadores y cargadores de teléfono son vampiros fáciles de identificar y también fáciles de eliminar. Cada vampiro de energía que usted venza le ahorra dinero, ayuda a reducir las emisiones de gases de invernadero y contribuye a combatir el cambio climático.

“La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) exhorta a todos a buscar los vampiros en su hogar y eliminar este desperdicio de energía”, declaró Brian McLean, director de la Oficina de Protección Atmosférica de EPA. “El utilizar menos energía significa emitir menos emisiones de gases con efecto de invernadero”.

La casa promedio en Estados Unidos gasta como $100 dólares al año en aparatos electrónicos aún cuando están apagados (en off) o en compás de espera o modalidad pasiva (standby). A nivel nacional, esta función pasiva representa más de 100 mil millones en kilovatios-horas de consumo anual de electricidad en Estados Unidos y más de $10 mil millones en costos anuales de energía.

Hay pasos sencillos que se pueden tomar para proteger nuestros hogares y oficinas de vampiros de energía:

    Desenchufe los adaptadores de energía y cargadores de baterías cuando el equipo haya sido cargado plenamente o desconectado del cargador.
    Utilice un interruptor de energía (power strip) que puede ser apagado cuando los efectos y enseres electrónicos ya no están en uso.
    Busque la etiqueta Energy Star cuando compre estos productos.

Extinga los vampiros de energía: http://www.energystar.gov

Servicios públicos sobre los vampiros de energía (en español e inglés):
http://www.epa.gov/multimedia/playercontents/audio/vampires/index.html

El Programa Energy Star fue presentado por EPA en 1992 como un consorcio voluntario basado en los mercados para reducir emisiones de gases de invernadero mediante la eficiencia energética. Hoy, la etiqueta Energy Star se encuentra en más de 50 diferentes tipos de productos, así como edificios y nuevos hogares. Los productos con la denominación Energy Star ayudan a evitar las emisiones de gases con efecto de invernadero al cumplir especificaciones estrictas sobre la eficiencia energética establecidas por el gobierno. Tan sólo en el 2007, en Estados Unidos, con la ayuda de Energy Star, se ahorraron $16 mil millones en facturas energéticas mientras se redujo el equivalente de emisiones de gases invernaderos equivalentes a los emitidos por 27 millones de vehículos.

Fecha de publicación:10/27/2008 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico