Contact Us

Newsroom

Comunicados en Español

 

Nuevos datos evidencian reducción a la exposición de los niños a los contaminantes

El porcentaje de los niños viviendo en los condados que no cumplen con el estándar de calidad de aire para materias de partículas finas ha bajado del 24 por ciento al 16 del 1999 al 2004, conforme a nuevos datos publicados hoy por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés).

Los datos provienen de una actualización del informe Los Niños y Medio Ambiente de Estados Unidos, una compilación de la EPA de la información que existe en bases de datos federales que indica varios elementos de la salud medioambiental de los niños. Los datos brindan información a los estadounidenses sobre la exposición de los niños a los contaminantes medioambientales. Dicho informe es un importante instrumento de la agencia para medir su progreso en el desempeño de su misión.

Otros puntos sobresalientes indican que los niños menores de seis años tienen menos probabilidades de estar regularmente expuestos al humo de segunda mano en el hogar, una reducción del 27 de los niños en 1994 al 11 por ciento en el 2003. Asimismo, la concentración del plomo en la sangre de los niños pequeños ha tenido una reducción del 89 por ciento durante un periodo de 25 años.

Los datos presentan medidas de las tendencias de los factores medioambientales relacionados con la salud y el bienestar de los niños en Estados Unidos. Las medidas que fueron publicadas previamente en un informe de la EPA del 2003, y esta versión actualizada suministra de 2 a 5 años de datos adicionales a algunas de dichas medidas.

Los datos analizan tendencias en los niveles de contaminantes ambientales en el aire, el agua, los alimentos y el suelo; las concentraciones de contaminantes en los cuerpos de los niños y mujeres; y las enfermedades infantiles y condiciones de salud como el asma que pueden ser influidos por la exposición a contaminantes medioambientales.

Los niños pueden ser más vulnerables a las exposiciones medioambientales que los adultos debido a que los sistemas de sus cuerpos están en pleno desarrollo; además ingieren más, beben más y respiran más en proporción al tamaño de su cuerpo, y su comportamiento les puede exponer a más sustancias químicas y organismos.

Los Niños y el Medio Ambiente de Estados Unidos (en inglés): http://www.epa.gov/envirohealth/children/index.htm

Fecha de publicación:10/24/2006 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico