Contact Us

Newsroom

Comunicados en Español

 

EPA fortalece los estándares estadounidenses para la calidad del aire

(Washington, DC—21 de septiembre de 2006) Hoy, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) anunció los estándares nacionales de calidad de aire más firmes en la historia del país. Estos Estándares Nacionales para la Calidad de Aire Ambiental (NAAQS, por sus siglas en inglés) abordan la contaminación de partículas finas y gruesas, también conocida como materia particulada (PM, por sus siglas en inglés).

“Independientemente de la retórica, los hechos son hechos—hoy la EPA está cumpliendo con los estándares nacionales de aire que ofrecen mayor protección a la salud en la historia de los Estados Unidos a todos los 300 millones de estadounidenses”, declaró el administrador de la EPA Stephen L. Johnson. “Al servir como científico de la EPA por 26 años, he dedicado mi carrera a trabajar para producir un medio ambiente mas limpio y más saludable—y estos estándares más firmes para la calidad del aire hacen justamente eso”.

PM es una combinación compleja de partículas extremadamente pequeñas y gotitas de líquido en el aire (ej. polvo, hollín y otras partículas demasiado pequeñas para ser vistas.) Los estándares abordan dos categorías de partículas de contaminación: las partículas finas y las partículas gruesas respirables. Las partículas finas son de 2.5 micrómetros en diámetro y menores. Las partículas gruesas respirables tienen diámetros entre 2.5 y 10 micrómetros. La exposición a la contaminación de partículas está vinculada a una variedad de problemas de salud significativos que comprenden desde el asma agravada hasta la muerte prematura en personas con enfermedades del corazón y pulmón.

La acción final fortalece de manera significativa el estándar diario previo de la EPA para partículas finas por al menos el 50 por ciento—entre 65 microgramos por partículas por metro cúbico a 35 microgramos de partículas por metro cúbico de aire. Este estándar aumenta la protección para el público proveniente de la exposición a corto plazo a partículas finas. Al revisar el estándar diario de partículas finas, se producirán unos beneficios adicionales a la salud por un valor estimado entre $9 mil millones y $75 mil millones al año. Estos estándares reducirán las muertes prematuras, los ataques al corazón, las admisiones a los hospitales para las personas con enfermedades del corazón y los pulmones. La EPA también esta reteniendo el estándar anual vigente para la exposición a largo plazo de partículas finas de 15 microgramos por metro cúbico. Basado en los estimados de beneficios actualizados recientemente, el cumplir con este estándar resultará en beneficios que varían entre $20 mil millones a $160 mil millones al año.

La EPA está protegiendo a todos los estadounidenses de los efectos de la exposición a corto plazo a las partículas gruesas respirables al retener el estándar diario existente de PM10 por 150 microgramos por metro cúbico. Este estándar protege en contra de las muertes prematuras y un aumento de admisiones a hospitales por parte de los individuos con enfermedad del corazón y el pulmón. La EPA está revocando en estándar anual para las partículas gruesas debido a que la evidencia existente no sugiere una asociación entre la exposición a largo plazo de las partículas gruesas a los niveles ambientales y efectos de salud vigentes.

Estos estándares requerirán reducciones significativas en la contaminación atmosférica. La estrategia de aire limpio total establecida por la administración Bush brinda a los estados las herramientas necesarias para cumplir y lograr las reducciones que van más allá de los estándares nacionales de aire limpio. Dos de las cinco regulaciones con los mayores beneficios de salud proyectados en la historia de la EPA han sido adoptadas bajo la administración Bush—la Regulación Interestatal de Aire Limpio (CAIR, por sus siglas en inglés) y la Regulación de Aire Limpio para los Motores Diesel que no Circulan por las Carreteras. CAIR exige al sector productor de energía que reduzca las emisiones de partículas finas que forman bióxido de azufre en la parte este de EE.UU. por más del 70 por ciento y las emisiones de óxidos de nitrógeno por más del 60 por ciento. Estas reducciones ayudarán a varias áreas a cumplir con los estándares de contaminación de partículas y CAIR prevendrá un estimado de 17,000 muertes prematuras anualmente. La Regulación de Aire Limpio para los Motores Diesel que no Circulan por las Carreteras requerirá reducciones significativas en las emisiones directas de partículas finas y las emisiones que contribuyen a la formación de contaminación de partículas a nivel nacional.

La EPA ha seleccionado los niveles finales para los estándares NAAQS después de evaluar miles de estudios científicos revisados por peritos sobre los efectos de la contaminación de partículas en la salud y bienestar públicos. Los documentos de revisión de ciencia y política fueron examinados por asesores científicos externos y el público. La Agencia también consideró cuidadosamente los comentarios públicos sobre los estándares propuestos. La EPA sostuvo tres audiencias públicas y recibió sobre 120,000 comentarios escritos.

Los estados deben cumplir con los estándares revisados para el año 2015, con una posible extensión al 2020, dependiendo de las condiciones locales y la disponibilidad de controles. Luego este mes, la EPA emitirá asesoramiento sobre el monitoreo de la contaminación de partículas finas y partículas gruesas.

Para más información sobre los estándares finales anunciados hoy: http://epa.gov/pm/standards.html
Para información general sobre materia particulada: http://epa.gov/pm/

Fecha de publicación:09/21/2006 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico