Contact Us

Newsroom

Comunicados en Español

 

EPA anuncia emergencia de salud pública en Libby, Montana; EPA se mueve agresivamente en limpieza y HHS asistirá residentes del área con cuidado médico

WASHINGTON, DC—La administradora de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) Lisa P. Jackson anunció hoy que la agencia ha determinado que existe una emergencia de salud pública en el sitio de Asbesto-Libby al noroeste de Montana. Durante los pasados años, centenares de casos de enfermedades relacionadas al asbesto han sido documentados en esta pequeña comunidad que abarca los pueblos de Libby y Troy. El anuncio fue hecho hoy en una conferencia de prensa conjunta con la secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) Kathleen Sebelius y los senadores estadounidenses Max Baucus y John Tester.

Esta es la primera vez que la EPA ha hecho una determinación bajo la Ley de Responsabilidad, Compensación y Recuperación Ambiental (CERCLA, por sus siglas en inglés) que las condiciones existentes en un sitio constituyen una emergencia de salud pública. Esta determinación reconoce el serio impacto a la salud pública de la contaminación en Libby y subraya la necesidad de tomar acción adicional y atención médica para los residentes que han sido o pueden haber sido expuestos al asbesto. Las investigaciones realizadas por la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés) han encontrado incidencia de ocurrencia de asbestosis, una condición pulmonar, en el área de Libby a niveles asombradamente más altos que el promedio nacional durante el periodo de 1979 al 1998. La EPA está trabajando estrechamente con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que está brindando una subvención a corto plazo para proveer tratamiento médico necesario relacionado con el asbesto a los residentes de Libby y Troy.

Durante su audiencia de confirmación en el Senado, la administradora Jackson de la EPA se comprometió a revisar la situación en el sitio de Asbesto-Libby basada en la información actualizada del lugar, la ciencia sólida y las autoridades legales de la EPA. Como resultado de su revisión, la administradora ha decidido que las condiciones en el sitio presentan una amenaza significativa a la salud pública y que el tomar una determinación de emergencia de salud pública es apropiado.

“Esta es una situación de salud pública trágica y no ha recibido el reconocimiento que merece por el gobierno federal por un plazo excesivo de tiempo. Estamos realizando un compromiso tardío al pueblo de Libby y Troy. Basado en una reevaluación rigurosa de la situación sobre el terreno, continuaremos a movernos agresivamente en los esfuerzos de limpieza para proteger la salud del pueblo”, declaró la administradora de EPA Lisa. P. Jackson. “Estamos aquí para ayudar a crear un futuro largo y próspero para este pueblo”. Ella añadió que “el senador Max Baucus ha sido un abogado infatigable para la gente que vive en Libby y Troy quienes han confrontado esta tragedia de salud pública por generaciones y lo felicitamos por su labor. Esperamos trabajar con él y el senador Tester quien ha trabajado diligentemente desde que fue electo al Senado Federal para llevar este apoyo tan necesitado para estas comunidades”.

“El senador Baucus y el senador Tester han traído poderosamente las voces del pueblo de Libby y Troy a Washington para que la nación pueda escuchar y entender lo que ha sucedido. Ellos han rehusado darse por vencidos en su esfuerzo por encontrar las mejores maneras de ayudar aquellos que han sufrido tanto. El anuncio de hoy refleja la preocupación de nuestra administración para los residentes del Condado de Lincoln y nuestra intención de actuar de manera decisiva para proteger y mejorar la salud y la calidad de vida”, declaró la secretaria Sebelius. “El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha estado trabajando muy de cerca con la EPA y los residentes del Condado de Lincoln por años para realizar pruebas y ayudar a brindar acceso a la debida atención. Ahora, estamos trabajando juntos con el senador Baucus y el senador Tester, la administradora Jackson, y las agencias a través de HHS para ofrecer una nueva subvención que apoyará la determinación de emergencia de salud pública de la EPA. Esta nueva subvención para brindar atención médica a corto plazo para servicios de rastreo, pruebas diagnósticas y tratamiento de manera total y coordinada en consorcio con funcionarios locales sobre el área en el Condado de Lincoln”.

El senador Max Baucus, quien ha abogado desde hace años sobre este tema, ha buscado de manera consistente una determinación de emergencia de salud pública en esta región.

“Este es un gran día para Libby. Este pueblo ha sido envenenado por W.R. Grace, y han esperado año tras año mientras la pasada administración no logró determinar que una emergencia de salud pública existe. Sin embargo, hoy es un nuevo día. Hoy es el día en el cual la administradora Jackson hizo lo correcto y tomó esta determinación vital. Hoy es el día en el cual la secretaria Sebelius declaró que el pueblo de Libby obtendrá el cuidado de salud que necesita. Hoy es el día después de tantos años de trabajo que pudimos lograr que esto se haga. Mas no cesaremos en nuestro empeño. Continuaremos presionando hasta que Libby obtenga un diagnóstico favorable de salud”.

“Esta es una decisión de sentido común que se debió haber tomado hace mucho tiempo y producirá grandes resultados para Libby y las miles de personas envenenadas allí”, sostuvo Tester. “Esta decisión ayudará a brindar la atención médica de manera accesible y a abrir las puertas para obtener nuevos recursos sobre el terreno. Todavía nos queda mucho por hacer correctamente para la gente de Libby. Trabajando juntos con el Departamento de Salud y Servicios Humanos y la Agencia de Protección Ambiental, estamos logrando muchos avances positivos”.

La secretaria Sebelius encomendó a dos agencias de HHS—la Administración de Recursos y Servicios de Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades/Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades—a ayudar a los residentes del condado. Estas dos agencias brindarán apoyo a una nueva subvención para ayudar a los residentes afectados que necesitan atención médica. Funcionarios locales están elaborando una propuesta para una subvención que establecerá las opciones para el otorgamiento de atención médica que trabajará con los residentes del Condado de Lincoln. HHS anticipa que esta subvención se otorgará en agosto del 2009.

El sitio de Asbesto-Libby ha sido parte de la Lista Nacional de Prioridades Superfund de la EPA desde el 2002 y la limpieza de este sitio ha tomado lugar desde el 2000. La EPA ha progresado en ayudar a eliminar la amenaza del asbesto en la tierra y el aire, y como resultado de esos esfuerzos, también los riesgos aumentados de cáncer pulmonar, asbestosis y otros problemas respiratorios. Mientras los esfuerzos de limpieza y remediación de la EPA han reducido grandemente la exposición, la diseminación actual y potencial del asbesto anfíbole continúa siendo una amenaza significativa a la salud pública en esta área.

El sitio de Asbesto-Libby incluye porciones de los pueblos de Libby y Troy y una mina inactiva de vermiculita a siete millas al nordeste del pueblo. Los mineros de oro descubrieron vermiculita en Libby en el 1881. En la década de 1920, la Compañíá Zonolite se formó y empezó a minar la vermiculita. En 1963, W.R. Grace compró las operaciones de minería de Zonolite. La mina cerró en 1990. Se estima que la mina de Libby fue la fuente de más del 70 por ciento de toda la vermiculita vendida en Estados Unidos desde 1919 a 1990.


Para más información: http://www.epa.gov/libby

Fecha de publicación:06/17/2009 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico