Contact Us

Newsroom

Comunicados en español

 

Nuevos requerimientos para proteger a los niños contra los peligros de la pintura a base de plomo

(Washington, D.C. – 31 de marzo de 2008) Para mejor proteger a nuestros niños de la exposición a la pintura a base de plomo, la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), está promulgando una nueva regla para los contratistas que remodelan o reparan casas, guarderías infantiles o escuelas construidas antes de 1978. Bajo la nueva regla, los trabajadores deberán seguir nuevos estándares de prácticas laborales seguras para la protección contra el plomo, para poder reducir la posible exposición a niveles peligrosos de plomo durante actividades de remodelación y reparación.

James Gulliford, el administrador adjunto para la Oficina de Prevención, Pesticidas y Sustancias Tóxicas de la EPA , declaró que “a pesar de que durante las últimas dos décadas hubo una reducción dramática en el número de niños afectados por el envenenamiento por el plomo, la EPA continúa con sus esfuerzos para confrontar esta enfermedad preventiva”. “Para proteger a los niños de niveles elevados de plomo, esta nueva regla, promulgada hoy, requerirá que contratistas reciban entrenamiento y sigan prácticas laborales sencillas, efectivas y seguras para la protección contra el plomo”, añadió.

La regla, bajo el nombre de “El Plomo: Programa de Remodelación, Reparación y Pintura”, que entrará en efecto en abril de 2010, prohíbe prácticas laborales que causen un peligro por el plomo. Requerimientos bajo la regla incluyen el implementar prácticas laborales seguras contra el plomo, así como la certificación y entrenamiento para contratistas pagados y profesionales de mantenimiento quienes trabajan en viviendas, guarderías infantiles y escuelas construidos antes de 1978. Para fomentar el seguimiento de las nuevas medidas, EPA también lanzará una extensiva campaña educativa y de alcance público para concienciar al público sobre estos nuevos requerimientos.

La regla cubre todas las viviendas en alquiler y viviendas no alquiladas donde residen mujeres embarazadas y niños menores de seis años. Los nuevos requerimientos cubrirán actividades de remodelación, reparación o pintura donde áreas de más de seis pies cuadrados de pintura a base de plomo son alteradas por habitación o donde 20 pies cuadrados de pintura a base de plomo son alterados en el exterior. Entre los contratistas afectados por esta regla se encuentran aquellos que trabajan en construcción, plomeros, pintores y electricistas. Contratistas entrenados deben fijar carteles de advertencia, no permitir que entren ocupantes a las áreas de trabajo, contener las áreas de trabajo para prevenir que el polvo y los escombros se esparzan, conducir una limpieza profunda y verificar que la limpieza fue efectiva.

El plomo es un metal tóxico que fue usado por muchos años en la pintura. En 1978 se lo prohibió para uso residencial. La exposición al plomo puede crear preocupaciones por la salud de los niños y los adultos. Niños menores de seis años están a mayor riesgo debido a que su sistema nervioso aún en estado de desarrollo es especialmente vulnerable a los efectos del plomo y también porque los niños son más propensos a ingerir polvo de plomo debido a su comportamiento de llevarse cosas a la boca. Casi 38 millones de hogares en los Estados Unidos contienen algo de pintura a base de plomo. Los nuevos requerimientos promulgados hoy son componentes claves de un esfuerzo comprehensivo para eliminar el envenenamiento de los niños causado por el plomo.

Para más información acerca del programa del plomo de la EPA, incluyendo información en español o para obtener copias de la regla e información acerca de cómo cumplir con esta regla, por favor visite el:
http://www.epa.gov/lead. Para obtener copias de los folletos educacionales acerca de este nuevo programa, por favor llame al 1-800-424-LEAD [5323].


Fecha de publicación:03/31/2008 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico