Contact Us

Newsroom

Comunicados en español

 

Informe de la EPA demuestra el impacto del clima cambiante en la salud de los habitantes de Estados Unidos y el medio ambiente

WASHINGTON – La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) publicó la tercera edición del informe Indicadores del cambio climático en Estados Unidos. El informe recopila datos observados en medidas claves de nuestro medio ambiente como la temperatura y la precipitación de EE.UU, y global, el calor y la acidificación del océano, los niveles del mar, la longitud de los periodos de cosecha y muchos otras. Con 30 indicadores que incluyen más de 80 mapas y gráficas que muestran las tendencias a largo plazo, el informe demuestra que el cambio climático ya está afectando nuestro medio ambiente y nuestra sociedad.

“Estos indicadores dejan claro que el cambio climático es un problema serio que ya está ocurriendo aquí en los Estados Unidos y alrededor del mundo”, declaró Janet McCabe, administradora adjunta interina de la Oficina de Aire y Radiación de la EPA. “Todo lo que hagamos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y prepararnos para los cambios que ya están ocurriendo, ayudará a salvaguardar el futuro de nuestros niños”.

La tercera edición del informe de indicadores, cuya versión previa fue publicada en el 2012, añade años adicionales de datos y cuatro nuevos indicadores: la enfermedad de Lyme, los grados/días de calentamiento y refrigeración, los fuegos forestales y el nivel del agua y la temperatura de los Grandes Lagos. Además, el informe añade cuatro nuevos elementos que conectan los registros de datos observados a comunidades locales y áreas de interés, incluyendo las fechas de floración de los cerezos en Washington, DC, el pronóstico de la rotura del hielo en los dos ríos de Alaska, la temperatura y la sequía en el sudoeste y la pérdida de terrenos a lo largo de la costa de los estados en el Atlántico medio.

De manera congruente con la reciente publicación de la Evaluación Nacional del Clima, este informe presenta pruebas evidentes que los impactos del cambio climático ya están ocurriendo a través de los Estados Unidos. El informe presenta pruebas de que:

    · Las temperaturas promedio han subido a través de los 48 estados contiguos desde el 1901, con una tasa mayor de calentamiento durante los pasados 30 años. Siete de los 10 años más calientes en récord han ocurrido desde el 1998.
    · La actividad de tormentas tropicales en el océano Atlántico, el Caribe y el golfo de México ha aumentado durante los pasados 20 años.
      · A lo largo de las cotas de Estados Unidos, el nivel del mar ha subido más a lo largo de la costa del Atlántico medio y partes de la costa del Golfo, donde algunas estaciones han registraron aumentos de más de ocho pulgadas entre el 1960 y el 2013.
      · Los glaciales se han estado derritiendo a un ritmo acelerado durante la última década. La pérdida resultante de hielo ha contribuido al alza observada en el nivel del mar.
      · Cada región del sudoeste experimentó temperaturas promedio más elevadas entre el 2000 y el 2013 que el promedio a largo plazo que data del 1895. Algunas áreas estuvieron a 2°F (1.1°C) más caliente que la temperatura promedio.
      · Desde el 1983, Estados Unidos ha tenido un promedio de 72,000 bosques forestales registrados cada año. De los diez años con la extensión mayor de cuerdas quemadas, nueve ocurrieron desde el 2000 con muchos de los aumentos mayores ocurridos en estados occidentales.
      · Los niveles de agua en la mayoría de los Grandes Lagos han mermado en las últimas décadas.


    El informe también analiza algunas de las maneras en las que el cambio climático podría afectar la salud humana y la sociedad usando indicadores claves relacionados a la incidencia de la enfermedad de Lyme, las muertes relacionadas al calor, la temporada de polen de ambrosia. Por ejemplo, las temperaturas de verano inusualmente cálidas se están haciendo más comunes y estas pueden conducir a aumentos en el riesgo de enfermedades y muertes relacionadas al calor. Las temperaturas más cálidas y el retraso en las heladas de otoño también permiten que las plantas de ambrosia produzcan polen más tarde en el año, potencialmente prolongando la temperada de alergias para millones de personas.

    La EPA recopila décadas de datos observados en cooperación con una gama de agencias federales, organizaciones no gubernamentales, universidades y otras instituciones. El informe de indicadores se centra en las tendencias a largo plazo para medidas claves de nuestro medio ambiente para las cuales existen datos de alta calidad. Cada indicador y el informe en sí han sido revisados por expertos independientes y amplia documentación técnica acompaña el informe.

    Información acerca del informe de Indicadores del cambio climático en EE.UU.: http://www.epa.gov/espanol/cambioclimatico/ciencia/indicadores.html

    Información acerca del cambio climático: http://www.epa.gov/espanol/cambioclimatico/index.html


    Fecha de publicación:05/28/2014 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico