Contact Us

Newsroom

Comunicados en Español

 

EPA publica datos sobre muestras atmosféricas tomadas de laboratorios móviles

Contacto en inglés: Eryn Witcher, 202-436-2215 / witcher.eryn@epa.gov
En español: Lina Younes, 202-564-9924 / younes.lina@epa.gov

(Washington, DC—16 de septiembre de 2005—La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) obtuvo muestras atmosféricas de múltiples localidades alrededor del área metropolitana de Nueva Orleáns en el 12 y 13 de septiembre. Las muestras fueron analizadas para determinar la presencia de contaminantes prioritarios orgánicos volátiles como benceno, tolueno, y xileno, que se encuentran comúnmente en la gasolina, así como en otros solventes industriales. La EPA utilizó dos de sus autobuses analizadores de muestras de gases atmosféricos (TAGA, por sus siglas en inglés). El TAGA es un laboratorio móvil contenido en el autobús que tiene la habilidad de realizar pruebas de muestreo y análisis en tiempo verdadero. También puede detectar sustancias químicas a los niveles más bajos por partes de miles de millones en el aire exterior y en las emisiones provenientes de varias fuentes ambientales. Los resultados del muestreo con los autobuses TAGA sólo son utilizados para el rastreo y representan el estado del aire en el momento en que se efectúa el muestreo. Estos datos de muestreo fueron evaluados en comparación con los estándares de salud para aire a corto plazo de la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés) a fin de brindar una evaluación inicial de la calidad del aire.

Los resultados del muestreo indican que las concentraciones químicas en la mayoría de las áreas están a unos niveles menores a los estándares de salud de ATSDR que son motivos de preocupación. El bajo nivel de contaminantes volátiles no es motivo de sorpresa ya que dichos contaminantes podrían estar ligados al sedimento. Los datos provenientes del monitoreo realizado directamente alrededor del derrame de petróleo en las cercanías de Murphy Oil revelan algunos niveles ligeramente elevados de benceno y tolueno que están asociados a la descarga de petróleo. La exposición a largo plazo (de un año o más) a los niveles registrados sería requerida para que los efectos a la salud fueran motivos de preocupación.

Estos resultados iniciales representan el inicio de los esfuerzos amplios de muestreo y no representan todas las condiciones del aire alrededor del área. Como ésta es una situación dinámica, no se pueden hacer conclusiones generales referentes a la salubridad del aire basadas en los resultados de este muestro fugaz de datos. Para información sobre las muestras, visite el: http://www.epa.gov/katrina/testresults/air/taga.html

Fecha de publicación:09/16/2005 Reciba nuestros comunicados de prensa automáticamente por correo electrónico