Contact Us

Newsroom

Speeches By EPA Administrator

 

Discurso de la Administradora Lisa P. Jackson en la Convención y Exposición Nacional de la Liga de Latino Americanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés)

07/15/2009
Según escrito para ser leído.

Gracias por brindarme la oportunidad de ser parte de su 80ma convención anual. Estoy aquí frente a LULAC, junto a mi colega Nancy Sutley, del Concilio de Calidad Ambiental de Casa Blanca con un simple propósito: extenderles la mano en colaboración.

Como parte de esa asociación, nosotros queremos tener una conversación aplazada por demasiado tiempo, para así, juntos poder avanzar en asuntos ambientales importantes. Estamos haciendo esto por un sinnúmero de razones, pero déjenme mencionar sólo dos.

Primero, estamos conscientes del gran potencial que existe en la comunidad latina para tomar acción en pos de proteger nuestra salud y preservar el medio ambiente.

El año pasado, el Centro Pew para los Hispanos encuestó a los latinos a través de los Estados Unidos acerca de las prioridades en la agenda de la administración Obama. Más del 90 por ciento dijeron que el medio ambiente era una prioridad, y más de 85 por ciento de los votantes hispanos creen que los problemas medioambientales afectan su calidad de vida. Y están en lo correcto--y por esa razón estoy aquí.

Más del 75 por ciento cree que el calentamiento global es una amenaza real para nuestro país. Están en lo correcto-- y por esa razón estoy aquí. 8 de 10 latinos creen que los abastecimientos energéticos de nuestra nación y sus costos tienen un impacto sustancial en el medio ambiente y la mayoría cree en el potencial para crear millones de empleos por medio de una economía de energía limpia. También están en lo correcto-- Y por eso estoy aquí.

Finalmente, más de 70% de los latinos cuestionados dijeron que estarían dispuestos a tomar una acción política en pos del medio ambiente. Si esto es correcto, entonces definitivamente, estoy muy feliz de estar aquí.

Recientemente, hemos visto un gran ejemplo de esto en el trabajo que la gente ha hecho--aquí y en todo el país--al nominar al Bosque Nacional del Yunque al concurso de las 7 maravillas del mundo natural. Ese esfuerzo ha movido al Yunque a la segunda ronda de 77 y tiene una gran oportunidad de ser uno de los 7 finalistas. Les deseo buena suerte en este esfuerzo. Es un gran ejemplo del potencial para capturar la atención en estos temas y darle forma a este debate.

La segunda razón por la cual estamos aquí es que a nuestro alrededor, vemos la necesidad extraordinaria de que las voces latinas sean escuchadas.

Déjenme compartir algunas estadísticas con ustedes;

Casi nueve de cada diez agricultores en toda la nación son hispanos. Ellos sufren una exposición mayor a peligrosos pesticidas y otras sustancias químicas. Entre las comunidades minoritarias, los niños latinos tienen el índice más alto de leucemia en la nación. Cerca de 30 millones de latinos--72 por ciento de la población latina en los Estados Unidos--viven en lugares que no cumplen con los estándares nacionales de calidad de aire. Cerca de 29 millones viven en áreas que no cumplen con los estándares de ozono.

Esto, de muchas maneras explica la lucha con el asma que enfrentan los latinos en Estados Unidos--algo con lo cual la gente de Puerto Rico está muy familiarizada. Los puertorriqueños tienen un índice más alto de asma que ningún grupo en los Estados Unidos- 125 por ciento más alto que los blancos no hispanos y 80 por ciento más alto que los afroamericanos. Ellos enfrentan un índice de mortalidad por asma que es 360 por ciento más alto que los blancos no hispanos.

Estas son las trágicas consecuencias de están al margen de esta conversación. Nosotros lo vemos en las tendencias más amplias, y lo vemos en ejemplos como el de la isla de Vieques, donde necesitamos la participación continua de la comunidad.

Para canalizar las preocupaciones y las necesidades de las comunidades latinas en motivación para tomar acción, tenemos que expandir la idea de ambientalismo.

La inauguración del primer presidente afroamericano, y mi subsecuente confirmación como la primera administradora afroamericana de la Agencia de Protección Ambiental, (EPA, por sus siglas en inglés), ha cambiado para siempre la cara de ambientalismo en este país. Ha enviado un mensaje claro que el ambientalismo no proviene en una forma, tamaño o apariencia; o de alguna región en particular.

Estamos tratando de asegurar que la EPA y el movimiento ambientalista en general representen el espectro completo de las voces que representan las preocupaciones de todo el país.

A menudo recuerdo los tiempos cuando terminé mis estudios graduados. Sólo había un lugar para personas talentosas, inteligentes y apasionadas acerca de proteger el medio ambiente--ese lugar era la EPA. Tenemos que regresar a esa forma de pensar. Yo quiero asegurar que estemos construyendo una mejor, más brillante y más diversa EPA que nunca.

Nuestro trabajo no es sólo proteger las zonas selváticas o las capas polares de hielo. Aunque estas son importantes, el ambientalismo también tiene que ser acerca de proteger a las personas donde viven, trabajan y crían a sus familias. Es acerca de que nuestros vecindarios urbanos y suburbanos sean limpios y seguros, es acerca de proteger a los niños en las escuelas y a los trabajadores en sus lugares de empleos.

Necesitamos encontrarnos con las personas en los lugares donde éstas se encuentren, y hablar con ellos acerca de temas ambientales en el idioma que ellos comprendan y que los motive a participar. En este caso podemos tomarlo literalmente. La EPA continúa su esfuerzo de hacer disponibles traducciones del los materiales producidos. Nuestros comunicados de prensa, hojas informativas, información sobre salud ambiental y otros, ahora son publicados en español. Incluso tenemos una cuenta de Twitter en español.

También tenemos una iniciativa llamada Beyond Translation, (Más allá de las traducciones) la cual entabla un dialogo significativo con lideres comunitarios, empresarios de pequeños negocios, representantes de organizaciones religiosas y facultad docente. Queremos no sólo proveer información, pero también ayudar a estas comunidades a utilizar la información para que puedan tomar acción. Los foros se han llevado a cabo en Texas, Carolina del Norte, Pensilvania y Washington, DC.

La realidad es que tenemos que ir a cada comunidad y enfatizar que los asuntos de protección ambiental son sus asuntos, que su trabajo es nuestro trabajo y que su lucha es nuestra lucha. Por esta razón, tenemos varios programas que hacen precisamente eso.

Para nombrar algunos, déjenme hablarles acerca de lo que se esta sucediendo aquí en Puerto Rico. La EPA está trabajando con la Universidad de Puerto Rico y la Universidad del Turabo para entrenar a cerca de 500 instructores para pacientes asmáticos. Ahora ellos llegarán a 10,000 pacientes asmáticos y realizarán más de 250 visitas a hogares.

Y me complace poder informar que entre el 2006 y el 2007 el Departamento de Salud de Puerto Rico reportó una reducción significativa en el asma de por vida. Los padres reportaron un aumento del 50% en días libres de síntomas de asma. Como madre de un hijo asmático, les puedo decir cuánto eso significa para las familias.

Ciento sesenta escuelas en la Isla han implementado las Herramientas para Escuelas del Programa de Calidad de Aire Interior de la EPA. Estas escuelas han visto una reducción del 50% en ausencias y un aumento del 50% de días libres de síntomas.

Trabajando con la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico, el Departamento de Transportación y otros funcionarios locales, la EPA ha ayudado establecer el Comité de Puerto Rico de Colaboración Diesel del Noreste para desarrollar proyectos de diesel limpio. No tan sólo eso limpiará el aire, pero también ayuda a promover innovaciones energéticas y la creación de empleos en comunidades locales.

A escala nacional, la EPA ha estado trabajando en un programa ambiental con su homólogo mexicano, SEMARNAT durante los pasados 17 años. Hemos tomado pasos concretos para producir resultados medioambientales en beneficio de más de 7 millones de residentes a lo largo de la frontera sureña, incluyendo 1.5 millones que viven sin servicio de agua potable ni sanitario en las colonias a lo largo de la frontera Estados Unidos-México.

Nuestro Centro Nacional de Investigación Ambiental tiene una variedad de programas de subvenciones para alentar a estudiantes destacados en los campos de estudio medioambiental. Desde el 2000, el programa de becas de oportunidades de investigación para estudiantes universitarios otorgó $3.5 millones en subvenciones a estudiantes hispanos, ayudándoles a avanzar en sus carreras científicas.

Nosotros también, claro está, estamos trabajando mediante el Memorándum de entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) del 2007 entre EPA y LULAC que nos ha brindado una plataforma para nosotros poder mejorar nuestros esfuerzos de alcance público y educativos a las comunidades hispanas. Quiero dar reconocimiento a Tex Gómez que está con nosotros hoy. Tex dirigió el esfuerzo hacia este MOU y ha sido una parte integral para su éxito. Gracias, Tex, me enorgullece poder decir que elaborando en la labor del esfuerzo de Tex y muchos otros, EPA y LULAC, hemos extendido nuestro acuerdo hasta el 31 de diciembre del 2012.

Estos pasos son sólo el comienzo. Pero en este momento de desafíos excepcionales, queda mucho más por hacer.

Tenemos una larga lista de asuntos ambientales que confrontar en los años venideros. Por eso, necesitamos nuevos defensores que luchen por proteger la salud de nuestras comunidades. Tenemos que traer nuevos líderes para salvar a nuestro planeta. Necesitamos que esta comunidad desempeñe un papel en el debate que nuestra nación está sosteniendo ahora.

Queremos asegurarnos que los latinos estén asegurando empleos verdes en la energía limpia del futuro. Tenemos que asegurar que sus voces sean escuchadas cuando pidan una tierra, aire y agua más limpios, y las protecciones que necesitan para salvaguardar la salud de sus niños. Como líderes de la comunidad latina, les retamos a enarbolar la bandera con nosotros.

Hay voces poderosas pidiendo un cambio en nuestra política inmigratoria, en nuestro sistema de salud, y en nuestra economía. Ayúdennos a levantar estas voces pidiendo un cambio en el futuro ambiental y energético de nuestra nación.

Ayúdennos a ampliar la idea del ambientalismo para dar la bienvenida y lograr la participación de los latinos. Usen su influencia para poner énfasis en las amenazas devastadoras en la salud y el medio ambiente de nuestras comunidades. Inclúyanlo en la discusión general que estamos teniendo a favor de la acción medioambiental. Y ayuden a garantizar que la EPA refleje mejor las comunidades que sirve. Inclúyannos en sus ferias de empleos y recuérdenle a la gente que ustedes saben que EPA está dispuesta y entusiasta por incluir su perspectiva y experiencia como parte de nuestros esfuerzos.

Este es un momento importante: la EPA nuevamente está siendo dirigida por una visión ambiciosa de protección de la salud pública y la preservación ambiental. Y los latinos en Estados Unidos están cada vez más preocupados por estos temas. Necesitamos su ayuda para poder incorporar estos esfuerzos.

Estoy aquí de parte del Presidente Obama para decir sobre este y muchos otros asuntos—estamos pidiendo sus colaboraciones y contando con su liderazgo. Espero trabajar con ustedes en el futuro. Muchas gracias.