Contact Us

Newsroom

Speeches By EPA Administrator

 

"Es nuestro medio ambiente también"--Extracto del discurso en Albuquerque, Nuevo México

04/05/2004
“Es nuestro medio ambiente también” Extracto del discurso ante la Conferencia Nacional Hispana para la Energía y el Medio Ambiente Sostenibles en Albuquerque, Nuevo México

¡Buenas tardes! Les agradezco a todos la oportunidad de hablar con ustedes hoy. Aprecio su calurosa bienvenida.

Me encanta la ciudad de Albuquerque. Es una ciudad rica en cultura y patrimonio hispanos—un gran sede para un evento nacional “por y para hispanos” Como un hijo del oeste, disfruto de cualquier oportunidad que tengo para estar entre las montañas, los cielos abiertos y las personas aquí. Gracias por haberme invitado hoy…
Me entusiasma el hecho de que la Agencia de Protección Ambiental sea una de las principales auspiciadotas de este encuentro. Nos unimos al celebrar el credo del Consejo, “es nuestro ambiente también”. Es correcto y positivo el reunirnos, todos, para proteger el planeta que compartimos.

Yo quiero que ustedes sepan por qué estoy aquí. Antes de iniciar mi tiempo como administrador de la Agencia de Protección Ambiental, yo era gobernador de Utah. Cuando inicié mis funciones como gobernador, el cuatro por ciento de nuestra población era de origen hispano. Once años más tarde ya era sobre el 10 por ciento. Cuando se haga el censo del 2020, revelará que cerca de uno de cada cinco residentes del estado serán hispanos. Estas estadísticas demuestran la enorme oportunidad que existe en Utah, en esta región y en nuestra nación en combinar nuestros intereses nacionales económicos con nuestros países vecinos y comunidades al sur de aquí.

Durante los últimos años de mi servicio como gobernador, comenzamos un conjunto muy claro de iniciativas para asistir en esta integración. Una iniciativa, por ejemplo, era abrir el camino para un estudiante en nuestro estado quien había vivido allí por varios años, quizás se había graduado de escuela secundaria, pero no estaba allí como residente entonces pudiera recibir el estatus legal para estudiar en nuestros colegios y universidades.

Yo creo que era correcto hacerlo, no por razones humanitarias, sino por razones económicas. Estos estudiantes estaban trabajando fuertemente en nuestras escuelas y era claro que serían parte de nuestra fuerza laboral en el futuro. Nos beneficiamos todos de tenerlos como parte de nuestro equipo económico.

Vine aquí hoy con el mismo espíritu. Me parece muy evidente que durante el curso de los pasados 20 años de nuestra nación hemos visto cambios dramáticos tanto en el ámbito demográfico como cultural. Es absolutamente necesario que aquellos que sirven en puestos de trabajo ambientales y económicos sean parte de esa comunidad.

Ahora, aquellos de ustedes que son estudiantes, los necesitamos. Necesitamos que sean exitosos académicamente y necesitamos que sean parte de lo que estamos haciendo como nación si vamos a ser exitosos tanto económica como ambientalmente.

En mi primera reunión del gabinete, el Presidente me dio la bienvenida e hizo cuatro preguntas que dijo que repetiría en cada reunión ministerial—¿“Está más limpio el aire, está más pura el agua, está la tierra mejor protegida, y lo estamos haciendo de una manera en que nos mantenga competitivos económicamente hablando?”

Sus preguntas definen su pasión, mi gestión y la misión de la Agencia de Protección Ambiental.

No debemos ignorar que las primeras tres preguntas—está más limpio el aire, más pura el agua y mejor protegida la tierra—son fundamentales para el progreso ambiental de nuestra nación y han sido el enfoque de los últimos esfuerzos. De hecho, tenemos gran motivo para celebrar el progreso del pasado.

El año pasado, el Informe de la EPA sobre las Tendencias en la Calidad del Aire para el 2002 incluyó noticias muy positivas acerca de los logros alcanzados en los últimos 30 años, la contaminación del aire proveniente de los principales seis contaminantes se redujo por un 48 por ciento aún cuando nuestra población creció por un 39 por ciento, nuestro consumo energético aumentó en un 42 por ciento y la economía creció por un 164 por ciento.

No obstante, podemos hacer mucho más y lo podemos hacer de manera más rápida. La clave para el progreso es la cuarta pregunta—¿estamos afirmando la competitividad económica de nuestra nación?...

…En los pasados treinta años, hemos logrado avances importantes en nuestra nación, pero tenemos que hacer más.

La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. fue fundada en 1970 a raíz del primer Día del Planeta Tierra. Numerosas personas se unieron a la Agencia con un verdadero compromiso y creencia de que podíamos hacer una diferencia. Muchas de estas personas todavía están en la Agencia y han dedicado todas sus vidas profesionales a hacer una diferencia y a mejorar el ambiente.

En los últimos cinco años, el 35 por ciento de la Agencia llegará a un punto donde se jubilarán y buscarán otras áreas de servicio. El treinta y cinco por ciento de toda una agencia se marchará y eso representa tanto un reto serio como una oportunidad.

Por lo tanto, ¿por qué estoy aquí? Estoy aquí porque estamos buscando la próxima generación de liderazgo. Tenemos que tener a su comunidad bien representada porque ustedes son una gran parte del nuevo rostro de América.

Estamos en el umbral de la era más prolija de progreso ambiental en nuestra historia. Tomemos tan sólo un área como ejemplo: el aire limpio.

El aire limpio es un tema que tiene un vínculo importante con la comunidad hispana porque segmentos importantes de esta población están en peligro. Por ejemplo,

● El 64 por ciento de los hispanos tienen niños menores de 18 años de edad. Los niños son más susceptibles a enfermedades respiratorias que otros segmentos de la población.

● Conforme a la Asociación Americana del Pulmón, los niños hispano americanos tienen una tasa mayor de asma que los niños de origen caucásico.

● De hecho, en el noreste de los Estados Unidos, los hispanos tienen un ritmo de muerte ocasionada por asma más de dos veces mayor al resto de los caucásicos.

Lo mejor que podemos hacer para estos niños es implantar una estrategia nacional para limpiar el aire.

A principios de los años 1970, establecimos una estrategia básica en la Ley del Aire Limpio. La estrategia consiste en establecer estándares del aire basados en la salud, entonces definiríamos las áreas de nuestra nación donde no se cumplía con dicho estándar. Luego teníamos a cada estado desarrollando un plan para lograr que cada área que no estaba cumpliendo con las normas de aire alcanzara los estándares de cumplimiento.

Entonces en 1991, tuvimos las enmiendas a la Ley de Aire Limpio en las cuales esencialmente actualizamos la legislación utilizando los conocimientos adquiridos durante los últimos veinte años para mejorar nuestro enfoque a la calidad ambiental.

El 15 de abril tomaremos el siguiente paso. Ese día, se finalizarán las primeras cinco nuevas reglas para limpiar el aire de nuestra nación.

Hoy, estoy utilizando este foro para anunciar que los nombres de estas reglas serán cambiadas. Vamos a cambiarlas para clarificar los puntos requeridos. Estamos modificándolas para enfatizar la importancia del papel que han desempeñado en los treinta años en nuestro esfuerzo por lograr un aire más limpio en nuestra nación.

A partir de este momento, las reglas se conocerán colectivamente como las Reglas de Aire Limpio del 2004. Estas reglas son la Regla de Aire Limpio para el Ozono, la Regla del Aire Limpio para las Partículas Finas, la Regla del Aire Limpio Interestatal, la Regla del Aire Limpio para el Diesel y la Regla de Aire para el Mercurio del 2004….

Todas estas reglas juntas, son abarcadoras y su impacto no debe ser subestimado…

En conjunto, las Reglas de Aire Limpio de 2004, son parte de una estrategia nacional para implantar:
● Los estándares para el ozono y partículas finas que ofrezcan la mayor protección en la historia de nuestra nación.
● La eventual eliminación de la bola de humo negra que se veía, olía, y respiraba proveniente de los motores diesel en los autobuses escolares, camiones agrícolas e industriales y otros motores diesel;
● La primera regulación para el mercurio proveniente de las plantas energéticas a base de la quema de carbón—la primera en la historia; y
● La reducción de aproximadamente el 70 por ciento del óxido de nitrógeno y bióxido de azufre de las plantas energéticas a base de la quema de carbón.

Como resultado de estas reglas, veremos una mejora significativa en la calidad del aire durante los próximos quince años en este país. Nuestro objetivo es lograr más progreso y hacerlo más rápidamente y encontrar mejores maneras para hacerlo. Y todos ustedes pueden contribuir. De hecho, estoy aquí hoy para invitarles a que contribuyan.

Las Reglas de Aire Limpio del 2004 del Presidente harán más saludables a las personas hoy y en el futuro. El resultado es mayor protección, con mayor ligereza y garantizando que el aire limpio será la contribución de esta generación para nuestros hijos y nietos.

Gracias.
###